¿Cuáles son los elementos para analizar una obra?

Cómo analizar la ficción

En la teoría organizativa, el análisis organizativo o industrial es el proceso de revisión del desarrollo, el entorno de trabajo, el personal y el funcionamiento de una empresa u otro tipo de asociación[1]. Esta revisión suele realizarse en respuesta a una crisis, pero también puede llevarse a cabo como parte de un proyecto de demostración, en el proceso de llevar un programa a escala o en el curso de las operaciones habituales. Llevar a cabo un análisis organizativo detallado de forma periódica puede ser una forma útil para que la dirección identifique los problemas o ineficiencias que han surgido en la organización pero que aún no se han abordado, y desarrolle estrategias para resolverlos[1].

El análisis organizativo se centra en la estructura y el diseño de la organización y en cómo los sistemas, la capacidad y la funcionalidad de la organización influyen en los resultados. También se tienen en cuenta otros factores internos y externos a la hora de evaluar cómo mejorar la eficiencia. La realización de un análisis organizativo es útil para evaluar el bienestar y la capacidad actuales de una organización, y decidir una línea de actuación para mejorar la sostenibilidad de la organización a largo plazo. La reestructuración de una organización puede ser necesaria cuando las fuerzas externas o internas han creado un problema o una oportunidad para mejorar la eficiencia y la eficacia.

Cómo analizar un cuadro

Una línea es una trayectoria identificable creada por un punto que se mueve en el espacio. Es unidimensional y puede variar en anchura, dirección y longitud. Las líneas suelen definir los bordes de una forma. Las líneas pueden ser horizontales, verticales o diagonales, rectas o curvas, gruesas o finas. Conducen el ojo por la composición y pueden comunicar información a través de su carácter y dirección.

Las líneas horizontales sugieren una sensación de descanso o reposo porque los objetos paralelos a la tierra están en reposo. En este paisaje, las líneas horizontales también ayudan a dar una sensación de espacio. Las líneas delinean secciones del paisaje, que se alejan en el espacio. También implican la continuación del paisaje más allá del plano del cuadro, a la izquierda y a la derecha.

Las líneas verticales suelen comunicar una sensación de altura porque son perpendiculares a la tierra y se extienden hacia el cielo. En el interior de esta iglesia, las líneas verticales sugieren espiritualidad, elevándose más allá del alcance humano hacia el cielo.

Las líneas horizontales y verticales utilizadas en combinación comunican estabilidad y solidez. Las formas rectilíneas con ángulos de 90 grados son estructuralmente estables. Esta estabilidad sugiere permanencia y fiabilidad.

Ejemplo de análisis literario

En composición, el análisis es una forma de escritura expositiva en la que el escritor separa un tema en sus elementos o partes. Cuando se aplica a una obra literaria (como un poema, un relato corto o un ensayo), el análisis implica un examen y una evaluación cuidadosos de los detalles del texto, como en un ensayo crítico.  Tal vez discutas el tema, el simbolismo, la eficacia de la obra en su conjunto o el desarrollo de los personajes. Utilizarás un estilo de escritura formal y un punto de vista en tercera persona para presentar tu argumento.

Como escritor, idearás un tema en torno al cual analizarás la obra literaria y luego buscarás pruebas de apoyo en la historia e investigación en artículos de revistas, por ejemplo, para argumentar tu postura. Por ejemplo, quizá quieras discutir el tema de la libertad frente a la “civilización” en “Huckleberry Finn”, analizar la eficacia de las críticas del escritor satírico Jonathan Swift al gobierno de la época o criticar la falta de profundidad de Ernest Hemmingway en sus personajes femeninos. Formularás tu tesis (lo que quieres demostrar), empezarás a reunir las pruebas y la investigación, y luego empezarás a hilvanar tu argumento.

Análisis de la escritura

Cuando tus maestros o profesores te piden que analices un texto literario, suelen buscar algo que suele llamarse lectura atenta. La lectura atenta es un análisis profundo de cómo funciona un texto literario; es tanto un proceso de lectura como algo que se incluye en un trabajo de análisis literario, aunque de forma refinada.

Los escritores de ficción y los poetas construyen sus textos a partir de muchos componentes centrales, como el tema, la forma y la elección de palabras específicas. El análisis literario implica el examen de estos componentes, lo que nos permite encontrar en pequeñas partes del texto pistas que nos ayuden a entender el conjunto. Por ejemplo, si un autor escribe una novela en forma de diario personal sobre la vida cotidiana de un personaje, pero ese diario se lee como una serie de informes de laboratorio, ¿qué aprendemos sobre ese personaje? ¿Cuál es el efecto de elegir una palabra como “tomo” en lugar de “libro”? En efecto, estás poniendo las elecciones del autor bajo un microscopio.

El proceso de lectura atenta debería producir muchas preguntas. Cuando empieces a responder a estas preguntas, estarás preparado para participar de forma reflexiva en la discusión en clase o para escribir un trabajo de análisis literario que saque el máximo partido a tu trabajo de lectura atenta.

¿Cuáles son los elementos para analizar una obra?
Scroll hacia arriba